Tinashe – 333 [ALBUM REVIEW]

⑦ ★★★★★★☆☆☆

Tinashe empezó su carrera en la escena alt-R&B y los blogs y la gente del under pronto la tomó como una especie de The Weeknd femenina, y cuando en 2014 2 On se convirtió en un hit y la firmó RCA no sorprendió a nadie que se empezaran a notar fuertes influencias pop en su trabajo bajo una discográfica de primera.

Tras no lograr el éxito monumental de su “contraparte” y algún que otro conflicto, 333 marca su regreso a la escena independiente, y la libertad se nota. Acá las distintas aproximaciones sónicas – no importa que tan cercanas al pop sean – se dan completamente de manera natural, como una verdadera progresión y no un intento desesperado por el hit. Unconditional es un directamente un track dance con syntes fríos y Pasadena tiene un beat infeccioso, uptempo e hiper bouncy que te va a hacer bailar, dos cortes llenos de potencial y que bien podrían ser singles de Ariana Grande o Zara Larsson.

Como contrapartida, Bounce y It’s A Wrap nos llevan a sus primeros trabajos, en un intento evidente de marcar la cancha y separarse definiticamente de la princesa del pop que RCA esperaba hacer de ella, una declaración de independencia y una reinvención con un pie firme en el pasado.