Tyler, The Creator – Call Me If You Get Lost [ALBUM REVIEW]

⑨ ★★★★★★★★★☆

Cuando un cantante o rappero lanza su álbum definitivo, uno que consolida su esencia como artista y se vuelve lo primero que asocias a su nombre, es muy difícil adivinar qué le sigue. En algunos casos, como Madonna y Like A Prayer, no hace más que cementar su estatus como ícono de la música pero en otros, como Kanye West y My Dark Twisted Beautiful Nightmare, se vuelven un punto de referencia imposible de superar. Cuando Tyler, The Creator lanzó IGOR en 2019 llegó a su punto definitivo: ambicioso, mainstream, profundo, conflictuado, todas las versiones de ese personaje excéntrico mismo que habíamos conocido en sus 10 años de carrera se hicieron uno en un sólo disco. Dos años más tarde, Call Me If You Get Lost viene a definir si es más Madonna o más Kanye.

En una suerte de back to the basics, Call Me… tiene todos los ingredientes de una mixtape: una onda indisciplinada, relajada, casi freestyle que contrasta con lo detallista y pulido de la producción y que Tyler matchea con el tipo de flows de horrorcore sureño de sus perimeros singles (Yonkers, especificamente), como ya podemos ver de entrada en LUMBERJACK y LEMONHEAD.

Las inspiraciones de los 90s pisan fuerte con MANIFESTO, un rap clásico si los hay, y WUSYANAME y sus samples muy de la epoca de oro de MTV, pero todo este lookback no hace que se diluya la vulnerabilidad que empezó a mostrar en Flower Boy, sino que se concentra en momentos como MASSA y WILSHIRE, dos momentazos reflectivos, maduros, sólidos, que en vez de sonar fuera de sintonía entre todo lo anterior, dan testamento de la versatilidad y calidad de su pluma. Tampoco se pierde, por suerte, el edge funk de IGOR que se condensa en SWEET / I THOUGHT YOU WANTED TO DANCE, que aún siendo un único tema lo da todo en 10 minutos de grooves suaves y cambiantes como dejarnos satisfechos.

En definitiva, Call Me… es un detodito, hay algo para cada gusto, pero sobre todo, hay una respuesta a la pregunta: Es más Madonna.