Saint Raymond – We Forgot We Were Dreaming [ALBUM REVIEW]

⑥ ★★★★★☆☆☆☆

Pasaron 6 años desde que Saint Raymond lanzó su primer disco, Young Blood, un álbum que como el nombre lo indica era una especie de oda a la juventud, con ese sonido indie pop de guitarras veraniegas que suenan a adolescencia eterna. Editado el viernes pasado, We Forgot We Were Dreaming fue escrito a lo largo de los últimos dos años es una explotación ciertamente más pop, pero con una paleta más amplias de sonidos y temas.

Con las relaciones como piedra basal – ya sea amistades, amorosas, familiares, We Forgot… intenta ser más reflexivo, sin perder el beat. Gone By Morning, con sus guitarras lo-fi y estribillo a coro esta hecha para ser gritada en festivales, Love This Way clama por un remix a full electrónica, y Wide Eyed Blind es todo lo que un himno indie tiene que ser: nostálgico, bailable, lleno de ganchos instrumentales y vocales.

Los momentos más reflexivos traen la novedad de texturas ambientales ausentes en trabajos anteriores y que acá no dejan lugar a silencio alguno. Esto lo vemos primero en Alright, una balada con el estribillo más poppero del disco, que la tan familiar como su mensaje, “está bien no estar bien”, tan cierto en el mundo en pandemia. Soft Landing retoma la juventud como tema, pero no desde la invencibilidad que lo encaraba Young Blood sino con una nueva vulnerabilidad propia de la transición a la adultez.

We Forgot We Were Dreaming es otro escalón sólido en la carrera de Saint Raymond, y aunque no rompe ningún molde ni ofrece nada espectacularmente nuevo, muestra madurez e intriga, y con eso a veces alcanza.