London Grammar – Californian Soil [ALBUM REVIEW]

⑥ ★★★★★☆☆☆☆

London Grammar es siempre fue una banda rara. Hannah Reid fue primero voz de de Ministry of Sound, donde ponía voz a producciones electrónicas, y su potencia y rango fue muchas veces comparadas a Florence Welch, pero incluso sus colaboraciones con Disclosure, Flume y Paul Epworth no lograron el sonido bombástico y lleno de energía de los proyectos de Florence + The Machine. Su tercer album Californian Soil busca injectar nueva energía con instrumentales más pesados, orquestas y una vibra cinematográfica que se mantiene consistente a lo largo de todo el disco, aunque cuando sonicamente puede perderse la cohesividad.

I Need the Night y Lord It’s a Feeling son comandada por una Reid más segura que nunca, que domina el drop electrónico con un grip nunca sugerido por sus trabajos anteriores, y en How Does It Feel su voz va mano a mano con una línea de bajo a lo Can’t Feel My Face cortesia de Steve Mac.

La exploración sónica viene acompañada por nuevas intrigas al momento de componer. Las letras exploran no solo dinámicas relacionales sino la femineidad en sí, clamando independencia como en Call Your Friend, referenciando a un Dios mujer en I Need The Night, pero no siempre funciona con metáforas no logradas o reflexiones inentendibles (“I’m young, I’m old And so you do what you’re told”) en el tema homónimo, 4 minutos a lo Massive Attack que expone lo mejor y lo peor de Californian Soil, un disco que expande los horizontes de London Grammar pero que en esa ambición a veces pierde de vista las cosas esenciales que los trajeron hasta acá.