Lana Del Rey – Chemtrails over the Country Club [ALBUM REVIEW]

⑧ ★★★★★★★★☆☆

Cuando Lana del Rey lanzo Norman Fucking Rockwell! en 2019, era claro que algo había cambiado. Lejos estaban los ecos de chamber pop y las cuerdas lujosas de sus álbumes anteriores, y en su lugar comenzaban a asomarse ciertas influencias folk que dos años después son la base de Chemtrails Over The Country Club, su nuevo disco de estudio.

El imaginario tradicional de Del Rey pega perfectamente con ésta nueva onda laid back californiana, y así nos presenta nuevos cuentos de melancolía, femineidad, romances trágicos y sueños americanos pero más camaleónica que nunca. White Dress la encuentra explorando su registro más alto y tirando referencias a White Stripes y Kings of Leon en su rol de narradora de una historia bastante conocida: la de la joven que quería entrar al mundo de la música y de los altos ejecutivos a los que hay que “complacer” – una experiencia que parece añorar y criticar al mismo tiempo.

Súper singer-songwriter, Chemtrails… mantiene una cinematicidad increíble, cuenta una historia llena de referencias familiares y callbacks entre temas. Yosemite, una balada hermosa sobre como el amor perdura y cambia, toma una frase de Tulsa Jesus Freak y construye su estribillo al rededor de ella, y Wild At Heart es quizás su tema definitivo, combinando todos los Lana-rismos posibles (setting en Sunset Boulevard incluido) con una melodía que hace eco de Love Song y How To Dissapear.

Con tantas meta-referencias y letras que quieren atención el riesgo de que el disco fuese muy pesado estaba ahí, pero Jack Antonoff las enmarca con una producción hermosa, retraída, dejando lugar para la contemplación. En línea con folklore/evermore y Gaslighter, presenta una nueva americana, con una nueva sentimentalidad y maleabilidad, hecha a medida para cada ocasión.

En el caso de Lana del Rey la artista y la persona siempre parecieron conectarse solo tangencialmente, pero con NFR! y ahora Chemtrails Over The Country Club, ambas parecen finalmente convertirse en una. La Lana del Rey definitiva.