Kings Of Leon – When You See Yourself [ALBUM REVIEW]

⑥ ★★★★★★✰✰✰✰

Para cuando Kings of Leon la pegó con la inescapable Sex On Fire, la banda de los hermanos Followill ya iba por su cuarto álbum, y si bien ese éxito tardío les permitió plantarse frente al público mainstream como una banda que ya sabía “quién” era y qué quería decir y contar, también les quitó la posibilidad de crecer junto a su público y con cuatro CDs en 8 años siguieron levantando algún que otro hit pero más bien fueron una banda que cumplía y ya, sin demasiados riesgos.

Cinco años después de Walls llega When You See Yourself, y que bien que les vino ese break. Macerando todos los buenas detalles de cada uno de los álbumes con la madurez que les dio el tiempo, la banda se permite entregar un producto más crudo, tanto sónica como líricamente.

Crecer y madurar es un eje importante de When You See Yourself, abarcado principalmente en Fairytale y Golden Restless Age, dos piezas que presentan a la banda en una nueva luz, un tono contemplativo que le queda muy bien, salvo en Claire & Eddie, un intento de crítica social/alerta sobre el calentamiento con versos tan disociados que si ignoramos el estribillo completamente obvio podría tratarse de cualquier otra cosa.

En el polo opuesto, la banda siempre fue conocida por su sonido de estadio, y si bien nunca alcanza el nivel de hit de Sex On Fire, The Bandit y Echoing son enérgicas, cantables, listas para ser cantadas por el público. En general, el problema principal de Kings of Leon siempre fue esa sensación de que la banda no disfrutaba lo que hacía, y eventualmente los oyentes tampoco, pero con la imagen mental de bailar al ritmo del bajo funky de Stormy Weather en un festival tranca al atardecer medio que dan ganas de intentar de nuevo.