Genesis Owusu – Smiling With No Teeth [ALBUM REVIEW]

⑧ ★★★★★★★★✰✰

Kofi Owusu nación en Ghana, y emigró a Australia con sus padres a los 2 años, particularmente a Camberra, un lugar que define como “tan blanco” que nadie le creía cuando decía que su nombre era Kofi, hasta que empezó a decir que era Genesis, y quedó.

Sin una comunidad negra en la que desarrollarse, Owusu se volcó al arte para acercarse a sus raíces, primero con historias cortas, luego con poesías, y finalmente llegó a To Pimp A Butterfly (el disco consagración de Kendrik Lamar) que lo motivó a empezar a hacer música de la mano con su hermano Citizen Kay, y después de 5 años de singles, EPs y colaboraciones llega Smiling With No Teeth, su primer LP.

Smiling… tiene una gran carta de presentación en On The Move!, una intro chopeada con un poco de hip hop, otro de punk, algo de new wave, un touch de electrónica — todos elementos que luego son explorados a través de sus 15 temas.

Ecléctico pero cohesivo, el disco posta te lleva de viaje. Whip Cracker es estar bailando en un sótano mal ventilado lleno de gente indie, con Drown visitas el mundo que The Weeknd construyó con After Hours, y el tema titular en un rap hazy a lo blusero. En verdad cada tema es un giro a la izquierda con momentos realmente inesperados como A Song About Fishing, un experimento folk-rap meditativo, con coros femeninos y versos instrospectivos.

Smiling With No Teeth es una especie de IGOR “down under”, con el que Genesis Owusu se cementa como el secreto mejor guardado de Australia, con una maestría absoluta sobre este rap/pop sombrío que tanto cultivo durante estos años, y dejándonos con ganas de más.